Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sobre Mi Maleta de Recortes

¡Hola a tod@s!

Me gusta lo retro, lo vintage, casi toda clase de música, la poesía, la fotografía, manualidades... Es lo que he ido recopilando en este blog, un poco disperso, como una maleta en la que se va guardando de todo sin orden ni concierto y que siempre sorprende cuando se abre.

Gracias por visitarme, gracias X dos si me dejáis vuestros comentarios... Y si decidís quedaros por aquí acompañándome ¡¡que las gracias sean X tres!!

La mayoría de imágenes que encontraréis en este rincón están sacadas de la red, si alguien considera que alguna no debería estar aquí, que me lo haga saber y la retiraré.

Todas las láminas (tarjetas, collages digitales) por mi firmados son composiciones propias partiendo de imágenes extraídas de Internet. Si os lleváis alguna, tened en cuenta que son solo para uso personal, no comercial y sin ánimo de lucro.

Nena Kosta

primavera

primavera

Por si...

¿TE MOLESTA LA MÚSICA? VE AL FINAL DE LA PÁGINA PARA DETENERLA.

Mis Diseños Digitales

Translate

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

29 dic. 2010

Cómo salir de arenas movedizas

 Así que tú estás escalando libremente en la naturaleza, viendo los pájaros y silbando una alegre canción cuando, súbitamente, te encuentras atrapado en ¡Arenas Movedizas!
     Parece una situación peligrosa sí, pero no es tan peligrosa como se ve en las películas. Las arenas movedizas son, simplemente, arena que está sobre saturada de agua acompañada de alguna vibración. Las arenas movedizas deben ser evitadas a toda costa; a pesar de eso, no hay necesidad de temerlas. A continuación, los pasos a seguir si te encuentras hundiéndote en ellas.
Evita las arenas movedizas. Si te encuentras en un área muy pantanosa o húmeda, como playas, pantanos y ríos, o si estás en un lugar en que la tierra burbujea, es posible que encuentres arenas movedizas. Ponte alerta si ves algún terreno que parezca inestable. Muchas veces no se pueden detectar simplemente viéndolas. Si das un paso y te hundes retrocede rápida y suavemente. Las arenas movedizas, comúnmente, tardan en reaccionar uno o dos segundos.
Camina liviano y lleva contigo un palo. Cuando estés escalando, especialmente en áreas que contengan arenas movedizas, llévate un palo largo y fuerte. Puedes usarlo para ver si la tierra delante tuyo es segura; también lo puedes usar para salir en caso que caigas en una arena movediza. 
Deshazte de todo. Tu cuerpo es más liviano que cualquier arena movediza, esto significa que no te puedes hundir completamente, a menos que entres en pánico y empieces a luchar (la vibración ayuda a que la arena se comporte como un líquido) o estés cargando algo pesado. Si caes en una arena movediza tira inmediatamente tu mochila o lo que sea que estés cargando. Si puedes, líbrate también de los zapatos, especialmente de esas botas con plantillas no flexibles pues crean succión e impiden que salgas. Si estás en una región en la cual sabes que te encontrarás con arenas movedizas, cambia tus zapatos por otros más sencillos que te puedas quitar fácilmente.
Tranquilízate Las arenas movedizas tienen, comúnmente, alrededor de medio metro de profundidad; si te encuentras con alguna más profunda, sosiega. Es posible que te hundas hasta la cintura o aún hasta el pecho. Si te asustas posible que te hundas más allá, pero si te lo tomas con calma, la densidad de tu cuerpo hará que flotes sin problemas.
Respira profundamente. Esto no solo te calmará, sino que hará más sencillo que flotes. Mantén tanto aire como puedas en tus pulmones. Es prácticamente imposible que te ahogues si tienes los pulmones llenos de aire. 
Recuéstate sobre la espalda. Si te estás hundiendo y el nivel de a arena ronda tus caderas, recuéstate hacia atrás. Haciendo esto distribuirás tu peso en un área mucho más amplia y será mucho más difícil que te ahogues. Flota sobre la espalda y, lenta y cuidadosamente, extrae las piernas. Una vez tus piernas estén fuera utiliza los brazos para impulsarte, lenta y suavemente, hasta salir del peligro.
Date tiempo. Si te encuentras en medio de arenas movedizas los movimientos rápidos no harán más que perjudicarte. Muévete despacio, así evitarás que se cree más arena a tu alrededor. Las arenas movedizas tienen reacciones bastante peculiares e inesperadas; moviéndote lentamente puedes evitar y hasta detener cualquier reacción extraña. La paciencia es una gran virtud si te encuentras atascado; es posible que te lleve horas salir.
Descansa todo lo que puedas. Además del pánico, el agotamiento es tu peor enemigo. Asegúrate de respirar bien y de flotar sobre la espalda si sientes tus músculos cansados. Si estás en una zona de marea, sin embargo, estás en una carrera contra el tiempo.
Usa un palo (opcional). Un palo no es necesario para salir de este entuerto, pero sí puede ser de mucha utilidad. Tan pronto sientas que tus tobillos están rodeados de arena movediza, deja el palo en posición horizontal detrás de ti. Lentamente, deja caer la espalda sobre él. Después de uno o dos minutos te balancearás sobre la arena y no te hundirás más. Lleva el palo a una nueva posición, bajo tus caderas, esto evitará que te hundas mientras, con cuidado, sacas un pie y luego el otro. Mantente en posición horizontal con las manos y los pies tocando completamente la superficie y sigue la dirección que te marca el palo. Muévete muy despacio, conjuntamente con el palo, hacia tierra firme.
Hay dos formas de extraer las piernas de arenas movedizas. Si la arena es gruesa y dura, puedes moverlas circularmente, así ayudarás a que circule más agua alrededor de la arena facilitándote el trabajo. También deberías poder sacar las piernas en tanto flotas sobre la espalda. En cualquier caso, es posible que empieces a hundirte, si es así detente y mantén la calma, respira profundamente y flota antes de intentarlo de nuevo. 
Nunca vayas a caminar solo, hazlo siempre con un compañero. Si vas en compañía y existe la posibilidad de tropezar con arenas movedizas, lleva una cuerda de unos seis metros atada a ti y la otra persona. De este modo, si uno cae, el otro podrá tirar del compañero hasta tierra firme. Si la persona no es lo suficientemente fuerte, podrá atar la cuerda a un árbol o una roca, de manera que la víctima pueda salir usando su propia fuerza.
Aunque es posible morir de hipotermia, la mayor parte de las muertes en arenas movedizas ocurren por ahogamiento. La mayoría de los que se ahogan es debido a que caen en arenas que se encuentran en la costa o en bajíos susceptibles de ser cubiertos por la marea. Si este es el caso, intenta salir cuanto antes sin olvidarte de conservar la calma; mantén la cabeza lo más alto posible para tener tiempo de salir, si aún está atascado y el agua se aproxima. Sin embargo, para cuando la marea llega, ya es demasiado tarde. La mejor solución es la prevención. Evita cruzar zonas de marea o lugares abiertos con lodo.
Y, por supuesto, por ninguna razón metas la cabeza en la arena movediza, ni siquiera por un instante.
Si bien caminar descalzo puede protegerte de algún modo de las arenas movedizas, es muy posible que te encuentres con parásitos que se introduzcan en tus pies por la piel. Mejor evitarlo.

Información extraída de Internet.
Tenía las notas hace tiempo y no recuerdo la fuente. 
NK.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta conocer vuestra opinión. Gracias mil por dejar vuestra huella a quienes me concedéis un poco de vuestro tiempo.
Nena K.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Manualidades-Diy

Desde mi Rincón